Estreno en el Teatro alla Scala

Tiempo de lectura: 2 min

Estreno en el Teatro alla Scala

 

Plegué el vestido verde con mucha delicadeza y cuidado y lo coloqué en la maleta, iba a acompañarme en una ocasión única y debía llegar perfecto a su destino.
Cogí el sobre camel del buzón y lo apreté con fuerza, aquella entrada era un sueño cumplido y aún no podia creerlo.
Lo abrí por enésima vez para comprobar su contenido, «Teatro alla Scala» leer aquellas palabras me provocaba una emoción indescriptible
Metí el sobre en el bolso y cerré la maleta. Me esperaba Salomé.

Abrir el buzón y encontrarte semejante tesoro

 

 

Inaugurada el 3 de Agosto de 1778, La Scala de Milan es una de las Óperas más importantes del mundo y aunque su exterior es algo discreto comparado con otros teatros europeos, su interior de terciopelo rojo y estucos dorados sigue transportando al lujo del siglo XVIII.

 

Subí la cremallera del vestido e hice un lazo con el fajin negro, a juego con mis peeptoes, me puse la chaqueta y salí del hotel, estaba nerviosa a la par que emocionada. No era L’Europa riconosciuta de Salieri, pero Salomé de Strauss iba a ser mi estreno.

Las 2000 personas tomaron sus asientos, el mío, una primera fila en el tercer piso que había conseguido tras una lucha encarnizada a golpe de click meses antes en la web de la Scala, que casi colapsada agotó todas las localidades en 15 minutos.

Las 383 bombillas de la lampara de araña se apagaron por completo y se abrió el telón

 

Wie schön ist die Prinzessin Salome
heute Nacht!

 

Prohibida durante mucho tiempo por su mezcla religiosa, erótica y criminal, pasó de la Biblia al teatro de la pluma de Oscar Wilde, inspirándose Richard Strauss en la obra del escritor irlandes para componer la famosa opera.

El argumento del drama musical, aunque adaptado, es bien conocido por los cristianos, Salomé la hijastra de Herodes queda fascinada por Juan el Bautista quien preso, la rechaza.

 

Laß mich deinen Mund küssen,
Jokanaan!

 

Herodes le pide a su hijastra que baile para él a cambio de cualquier cosa que desee, incluso la mitad de su reino, pero al acabar “la Danza de los siete velos”, ella le pide como recompensa la cabeza del profeta en una bandeja de plata.

 

Ich verlange von dir den Kopf
des Jokanaan.

 

Finalmente Salomé declara su amor a la cabeza cortada del profeta, besando sus labios y Herodes ordena a sus soldados que la maten.

 

Man töte dieses Weib!

 

Las luces se encendieron y toda La Scala se puso en pie, aplaudiendo tan fuerte que las palmas de mis manos acabaron tan rojas como la sangre derramada en el escenario.

Ver mi primera opera en la Scala de Milan fue una experiencia increíblemente mágica, de esto hace ya muchísimos años y aún me embarga la emoción al recordarlo.

 

Salome

 

También te gustará leer...

Comments ( 2 )

  • Meraviglia

    ¡Qué gran experiencia! Yo también cumplí un sueño muy parecido en Viena y entiendo como te sentiste. ¡Es algo que nunca podremos olvidar!

    ¡Un saludo!
    Eva

    • Las sandalias de Ulises

      Es una experiencia increíble, cuya sensación nunca olvidas, vienen después otras óperas magníficas, pero la primera es siempre la primera.

      ¡Un saludo!

Leave a Comment