El Museo de las relaciones rotas, el arte del desamor

Tiempo de lectura: 3 min

El Museo de las Relaciones Rotas

 

 

Justo en ese viaje a Croacia perdí uno, solo uno, de mis pendientes favoritos. Enredado entre mis cabellos y una suave bufanda de lana marrón trenzada, desapareció para siempre en las calles de Zagreb. Jamás volví a saber de él y solo para el resto de sus días quedó la otra de las perlas que colgaba de mi oreja.

Y ahora, ¿Qué hace un pendiente sin su otro par? ¿Irá al cajón de los pares que dejan de serlo? como aquel guante granate, la otra mitad de mis guantes, también favoritos, que perdí camino de la estación de tren, yo que nunca pierdo nada, fue el preludio de lo que sería aquel viaje a Navarra.

Parece que su vida ya no tiene sentido siendo uno solo, a no ser que nos falte una mano o una oreja, en la asimetría si hay vida para ellos, para los pares perdidos, para las mitades, para los yin sin yang.

 

 

 

 

Por fortuna las personas nacemos con el alma entera, no necesitamos de otra para vivir, aunque estamos hechos para dar y compartir, abrirnos y entregarnos a unas personas seleccionadas que pasarán por el tren de nuestra vida. Unos lo harán durante más tiempo e intensidad que otros, pero por suerte o por desagracia, no hay espacio para todos en nuestro vagón. A unos se los llevará el tiempo, otros serán arrancados de golpe y otros decidirán bajar en alguna estación o les invitaremos a hacerlo. Y esa es la esencia de nuestro viaje, que llegaremos al final, como lo iniciamos, solos, pero enriquecidos por todo lo que nos han aportado cada una de las personas que hemos conocido durante el camino.

 

El Tren de la vida

 

 

 

El origen del Museo de las Relaciones rotas de Zagreb

 

El Museo de las relaciones rotas de Zagreb nace de la mano de una pareja de artistas croatas que tras finalizar su relación de varios años pensaron en que podrían hacer con todos los objetos y recuerdos del tiempo que habían pasado juntos y decidieron crear este museo, que nació como exposición. Un lugar para recopilar los objetos de otras relaciones finalizadas que fueran donando sus propietarios.

 

Candados del amor en Zagreb

 

 

Este lugar, uno de los museos más curiosos del mundo,  ha recibido objetos de todos los rincones del planeta y a modo de terapia personal ha servido a mucha gente para poder cerrar ciclos y soltar aquellos enseres que les recordaban a sus relaciones rotas. Aunque en un primer momento nos vienen a la cabeza solo las relaciones románticas y las de pareja, en este espacio hay sitio para todo tipo de relaciones finalizadas, rupturas amorosas, muertes de padres o hijos, relaciones paternofiliales que ya solo comparten la sangre, suicidios, el fin de una gran amistad…

 

Todos los tipos de lazos emocionales que provocan dolor cuando finalizan de una forma no esperada o de manera no deseada, tienen un lugar en este museo. Son muchas las personas que han donado objetos que han significado algo para ellos, junto con una nota explicativa,  permitiéndoles esta entrega material cerrar un ciclo emocional y seguir adelante con menos peso en la mochila vital.

 

Museo de las relaciones rotas de Zagreb

 

 

Ha sido tanto su éxito y buen acogimiento por parte de los visitantes de todas las partes del mundo, que ya existe actualmente una segunda sede del Museo de las Relaciones Rotas en Los Ángeles, en pleno Hollywood y a modo de bienvenida en la ubicación estadounidense, cual superproducción romántica americana, un vestido de novia.

 

Como si de un cementerio de recuerdos se tratara, en el Museo encontramos una detallada descripción de cada uno de los objetos y las circunstancias que hay detrás de cada historia, tristes en ocasiones, incluso divertidas en otras.

 

 

Visitar el Museo de las Relaciones Rotas

 

El Museo está abierto todos los días de la semana de 9 de la mañana a 10 y media de la noche y se puede visitar de manera gratuita con la Zagreb Card.   Es pequeño, pero hay que visitarlo con calma, para poder leer y apreciar cada una de las historias, reír con algunas de ellas, el humor es la mejor medicina para sobrellevar las rupturas, y reflexionar con otras. Los objetos que allí se pueden encontrar van desde peluches o fotografías a otros tan curiosos como carretillas, acondicionador para el pelo, un zapato y hasta una denuncia.

 

Acondicionador de pelo

 

 

 

No tires las cosas de tu ex, dónalas al Museo de las Relaciones rotas.

El Museo acepta donaciones de todos los lugares del mundo. Así que si tienes algún objeto del que te quieras deshacer, solo tienes que rellenar el formulario de la web del Museo y enviarlo. También puedes hacer una donación digital o compartir tus sentimientos en la web cual muro de las lamentaciones. Una forma diferente de sobrellevar una ruptura y ver que en todos los rincones del mundo, alguien, en algún momento ha pasado por ahí antes.

 

 

El arte del desamor

 

Este curioso Museo es una exposición permanente del arte del desamor, un lugar en el que interiorizar y visualizar lo que muchas veces nos duele ver, crecer y reflexionar sobre nuestra madurez a la hora de gestionar las relaciones y asumir que al fin y al cabo, nada es para siempre.

La vida al igual que las relaciones, son momentos, más largos o más cortos, pero momentos al fin y al cabo, instantes que hay que vivir con intensidad, ya que el tiempo pasa y también todo pasa con el tiempo.

 

 

 

 

El Museo de las Relaciones Rotas, el arte del desamor | febrero 2019  | Las sandalias de Ulises

 

 

También te gustará leer...

Comments ( 2 )

  • María José Gragera

    Deberá hacerse una gran selección, porque no podrán quedarse con todo 😂😂.
    Una idea curiosa y como bien dices las relaciones rotas no siempre son románticas, pero todas tienen una historia de sentimientos detrás y a veces nos gustaría compartirla.
    Un saludo.

    • Las sandalias de Ulises

      Muchas veces determinados objetos significan mucho y quizá donarlos, mucho más que tirarlos, es una forma de poder cerrar ciclos.
      Es un lugar muy interesante!

Leave a Comment