Escala en el aeropuerto de Zurich, conexiones, trenes y relojes suizos

Tiempo de lectura: 4 min

Escala en el aeropuerto de Zurich, conexiones, trenes y relojes suizos

 

Son las 6:30 de la mañana, un horario de vuelo tan fantástico para aprovechar el día al máximo, como terrible por haber aprovechado la noche tan poco. Poner el despertador a las 4 de la mañana es como si me clavaran un puñal, pero las razones para hacerlo siempre lo merecen.

 

Estoy en la fila 3D del avión, muy cerca de la cabina del piloto, hacía mucho que no volaba con Swiss y he de decir que lo estaba agradeciendo, tanto que mi cuerpo ya recostado en el asiento se preparaba para dormir.

 

Antes de cerrar los ojos, miro de reojo a mi vecino de pasillo. Sentado en el asiento 3C mira concentrado su móvil, en la pantalla de su smartphone hay un tablero de ajedrez. Ha movido su peón a c6, parece querer hacer la Defensa Eslava, pero estoy demasiado cansada para seguir la partida.

 

 Se esboza automáticamente una sonrisa en mi rostro, cuántas veces cada día vivo esa misma escena.

 

– “¿Qué estás jugando al ajedrez?”
– “¡Claro!”

 

Viene a mi mente a modo de flashback esta conversación tan cotidiana, que se sigue repitiendo a pesar de tener mucho de pregunta retórica.

 

 

Volar con Swiss airlines

 

 

Estiro las piernas, tengo espacio suficiente para mis pies y mi mochila, cuánto tiempo sin vivir eso. No volaba con Swiss desde mi último viaje a Estados Unidos y eso había sido exactamente a principios de 2020. Cuánto ha llovido desde entonces, plagas y todo.

 

Es hora de abrir lo ojos, son las 9:15 y el avión ha comenzado su descenso hacia Zurich. Los paisajes suizos, ahora verdes, son espectaculares.

 

 

 

Conexiones desde el aeropuerto de Zurich

 

El aeropuerto de Zurich es uno de mis favoritos para hacer escalas, además de por supuesto el espectacular aeropuerto de Estambul, donde hacen escala los vuelos de Turkish Airlines. Con la precisión de un reloj suizo, todos los vuelos llegan siempre a su hora y las conexiones están tan próximas, que es facilísimo llegar a la siguiente puerta de embarque, los vuelos de conexión y la zona de tránsito están muy bien indicadas, en inglés y en alemán.

 

Las escalas de los vuelos de Swiss están medidas al milímetro, he llegado sin tener que correr, incluso a escalas de menos de una hora.

 

 

Esta vez soy de las pocas del avión cuyo destino final es Zurich, los pasaportes de la cola son tan variados como los destinos a los que van sus pasajeros.
Me siento rara, esta vez solo viajo con DNI. Vaya donde vaya, siempre me acompaña el pasaporte, me hace sentir segura si por lo que sea he de volar a cualquier otro país dónde sea necesario.
Es posible viajar a Suiza con DNI y mi pasaporte está envuelto en trámites de visado, así que por primera vez no hemos viajado juntos. No sé si me estará echando de menos, pero he decidido darle un merecido descanso.

 

Las pantallas con los vuelos desde Zurich son infinitas. Dejo llevar mi imaginación, para volver a Estados Unidos, aún tendré que esperar. Haber viajado a Irán, por el momento, me impide volver.

 

Paso de largo la zona de conexiones y tránsito. No miro al detalle las pantallas, el destino final de mi viaje no es Zurich, pero voy a llegar a él en tren y no en avión.

 

Menú de los Trenes de Austria

 

 

Cómo ir del aeropuerto de Zurich al centro

 

Recuerdo la última vez que estuve en la ciudad de Zurich. La primera vez había sido en verano y allí concretamente había visto por primera vez un ajedrez gigante, en el que los jugadores eran casi piezas mismas del tablero.
La última vez en Zurich había sido previa a una Navidad. Viajaba a Grecia y tenía una escala de 5 horas en Zurich.
El aeropuerto de Zurich está tan solo a 10 minutos en tren de Zurich centro y eso posibilita bastante hacer una escapada a la ciudad sin miedo a perder el vuelo.

 

Reloj estaciones de tren Suiza

 

Hacía frío y el cielo gris se estaba haciendo cada vez más oscuro, pero la ciudad estaba preciosa con sus decoraciones navideñas.
Midiendo al milímetro el tiempo y la distancia desde la estación de trenes, me acerqué al Mercadillo Navideño de Zurich, no tiene la espectacularidad de los mercadillos de algunas ciudades vecinas, pero era perfecto para mi breve escapada. Tiovivo, vino caliente y corazones de galleta. Cálido y navideño. Viajaba sola a Grecia y me pareció un inicio de viaje encantador.

 

 

Destinos desde la estación de trenes de Zurich

 

Ahora me encuentro en una situación similar a aquella, vuelvo a viajar sola y Zurich es la ciudad que me llevará a mi destino final. Aunque tengo muchas ganas de volver a Suiza, no es el momento. Ahora vuelvo por tercera vez a una ciudad que me encanta y que parece sacada de un cuento de hadas.

 

Si las pantallas del aeropuerto de Zurich son una larga lista de destinos, las de la estación de trenes de Zurich lo son aún más. Es posible llegar en tren a casi cualquier lugar de Europa desde Zurich. Y mejor aún, es muy sencillo encontrar el tren que te lleva a tu destino, están detallados por horas tanto en las pantallas digitales, como en los horarios de papel, donde se encuentran todos los trenes que van y vienen de allí.
Trenes de Zurich a Milán, a Munich, a Viena, a Budapest y a Salzburgo, mi destino final.
A cualquier rincón de Suiza y de Europa.

 

Trenes desde el aeropuerto de Zurich

 

 

Viajar en tren desde Suiza hasta Austria

 

A las 10:40 sale mi tren con destino a Salzburgo, la ciudad que vio nacer a Mozart, la ciudad de Sonrisas y lágrimas y la ciudad en la que se encuentra la cervecería más grande de Austria.

 

Mi tren sale de Zurich HB y su destino final es Budapest. Aunque mi trayecto de 5 horas de duración es solo hasta Salzburgo.
En estos trenes no hay margen de error, una pequeña pantalla junto a cada número de asiento indica el inicio y el final del trayecto del propietario del asiento, el 85 ventana es el mío.

 

Los paisajes por los que discurre el tren son un regalo. Buchs, St Anton am Arlberg e Innsbruck, entre muchos otros pequeños pueblos. Grandes lagos azules, verdes montañas y a lo lejos picos nevados. Suiza nunca pierde el blanco de sus nieves eternas.

 

Pasar 5 horas recorriendo estos paisajes me parece una maravilla, me encanta viajar en tren, me transmite una paz increíble, me permite relajarme, no pensar en nada o en muchas cosas, pero sin necesidad de estar pendiente del reloj ni de las tareas por hacer. Fluir y descansar mientras viajo, cosa que no se produce muy a menudo. Lo de viajar sí, lo de descansar, no tanto.

 

Tren a Salzburgo

 

Conexión a Internet WiFi en el aeropuerto de Zurich y en los trenes de Suiza y de Austria.

 

Para evitar desagradables sorpresas en la factura de teléfono, te aconsejo que desconectes los datos antes de subir al avión.
En el aeropuerto de Zurich la conexión a Internet es muy buena y gratuita. La red wifi del aeropuerto cubre también la estación de trenes de Zurich y una vez en el tren, todos tienen wifi gratuito al que te puedes conectar sin problemas.
Si quieres vivir la calma de los preciosos paisajes, desconecta el wifi y disfruta.

 

 

 

Unas pequeñas nubes blancas están empezando a cubrir las montañas, el cielo está cubierto, pero el verde del paisaje aún es intenso.
De repente noto como mi móvil tiembla, en pantalla un SMS. “Bienvenida a Liechtenstein”.
Me siento como una niña con zapatos nuevos, me hace una ilusión tremenda cruzar Liechtenstein de extremo a extremo con el tren. Después de haber estado en Andorra, el Vaticano, Mónaco, Malta y San Marino, Liechtenstein es mi microestado pendiente.

 

Tras hacerme este regalo sorpresa, el tren se adentra en territorio austriaco.
Los pasajeros de los asientos 78 y 73, que se dirigen a Innsbruck, han empezado una partida, esta vez no es el ajedrez el juego elegido por mis vecinos. Sacan una baraja de cartas y la colocan sobre la mesa. Parecen cartas de poker pero con un diseño un tanto particular, ¿austriaco quizá? Aunque están bebiendo cerveza italiana. La mesa se convierte en una pequeña timba improvisada. Mientras mi compañera de asiento duerme, yo miro hipnotizada el paisaje.

 

Me encanta viajar a Salzburgo en tren, si el año pasado lo hice desde Viena, disfrutando de su bello paisaje de granjas y bosques, este desde Suiza miro incansable las preciosas montañas por entre las que se adentran las vías.

 

La vuelta me tiene preparado un paisaje distinto, de Salzburgo a Zúrich pasando por Múnich, el corazón de Baviera. Quizá saque de mi maleta el dirndl y además de llevarlo en Salzburgo me lo ponga para recorrer las tierras que vio nacer la Oktoberfest, viajando, casualidad, en las mismas fechas de la fiesta de la cerveza.

 

Disfrutar del camino es parte fundamental del viaje y eso mismo es lo que estoy haciendo.

 

 

Seguro de viajes para Suiza

Aunque tengas tarjeta sanitaria europea, yo siempre recomiendo que no viajes nunca sin seguro. Las coberturas del seguro son mucho mayores que la tarjeta sanitaria europea, además de incluir repatriación y vueltas anticipadas, entre otras muchas atenciones y coberturas.

Yo viajo con el seguro de viajes Chapka, tiene una cobertura fantástica (prolongación de estancia, repatriación, reembolso de vacaciones incluidos y muchas más cosas)

Puedes contratar tu seguro de viajes Chapka con un 7% de descuentoAQUÍ

 

 

Escala en el aeropuerto de Zurich, conexiones, trenes y relojes suizos | Octubre 2023 | Las sandalias de Ulises

 

Web | + artículos

Soy Clara, una viajera emocional e intimista.

Cada viaje es un descubrimiento de una parte de mi, conocer otros lugares y culturas ha sido también una forma de conocerme mejor y crecer como persona. ... y cuando vuelves, ves que todo está igual pero tú ya no eres la misma.

También soy comunicadora de viajes en podcast, radio, televisión, charlas, eventos, y he colaborado en diversos proyectos turísticos.

La vida es el auténtico viaje y lo importante es disfrutar de cada etapa del camino, es por ello por lo que Las sandalias de Ulises es un blog de viajes camino a Ítaca.

Notificar a
guest

0 Comentarios
Comentarios de Inline
Ver todos los comentarios