🇦🇹 Viena, la ciudad de la música 🎶

Tiempo de lectura: 5 min

Viena, la ciudad de la música

 

Sujeto la entrada con fuerza entre mis dedos, no quiero que se me escape, la miro aún sin creerlo, su superficie blanca coronada por letras plata ilumina mis ojos, por fin voy a poder ver una ópera de Mozart, Così fan tutte, en el Teatro Martin i Soler, un pequeño auditorio situado en el lecho del río Turia, ese parque que tanto nos gusta a los valencianos.

Quiso el destino que fuera el genio de Salzburgo el que me acercara a su admirado colega Vicente Martín y Soler, el compositor valenciano más universal de todos los tiempos y que llegó incluso a ser más popular en Viena que el propio Mozart.

Poco ha llegado hasta nuestros días de la sana rivalidad que se vivía en Viena entre el conocido como Martini lo spagnolo y Wolfgang Amadeus Mozart, era tal el aprecio del austríaco por el valenciano que incorporó a su ópera “Don Giovanni”, una melodía de “Una cosa rara”, el dramma giocoso de Martín y Soler.

Por desgracia la luz del valenciano se apagó tras su muerte en San Petersburgo, pero Viena jamás ha permitido que sus grandes compositores dejen de brillar. No hay ciudad en el mundo que haya albergado a tantos genios de la música y en la que esta se viva con tanta pasión e intensidad.

 

 

 

 

 

Musikverein, el Concierto de Año Nuevo de Viena

Millones de personas en todo el mundo tienen sus ojos puestos en Viena el primer día del Año. El Año Nuevo comienza en la capital de Austria y en los 90 países en los que se retransmite por televisión con el concierto de la Orquesta Filarmónica de Viena en la Sala Dorada del Musikverein.

Como si se tratara de un antiguo templo griego, este edificio de estilo neoclásico es la sede de la Orquesta Filarmónica de Viena, la que está considerada como una de las mejores orquestas del mundo.

La preciosa sala rectangular en la que se celebra el concierto de Año Nuevo posee además el honor de tener una de las mejores acústicas del mundo. Los valses, las polcas y las marchas de la familia Strauss al completo, además de piezas de otros grandes compositores ponen música al primer día del año, cerrándolo allí mismo también con el Concierto de Nochevieja.

 

Musikverein

 

 

En este artículo tienes toda la información para conseguir entradas para el Concierto de Año Nuevo de Viena.

 

 

 

Concierto de una Noche de Verano en Schönbrunn

Pero hay otra noche en la que la Filarmónica de Viena brilla con toda su intensidad con más de 100.000 almas como testigo. Es el conocido como el Concierto de una Noche de Verano y se celebra en los preciosos jardines del palacio de Schönbrunn, con entrada gratuita.

Una noche mágica en la que el cielo estrellado pone la luz y la Filarmónica de Viena la música a los maravillosos jardines declarados Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Es uno de los eventos musicales del año en la capital austríaca.

 

Jardines Palacio de Schönbrunn, Viena

 

 

 

Viena y sus grandes compositores

 

En verano, en invierno… la música está presente en Viena en las cuatro estaciones del año, eso ya lo sabía Vivaldi, lástima que el repique de campanas por él en la catedral de San Esteban fuera el de una campana pequeña, el mismo que si se tratara de la muerte de un indigente. El gran compositor veneciano moriría en la más absoluta pobreza y aquella noche de verano no sonaría su precioso Concerto n.º 2 en sol menor, Op. 8, RV 315, «L’estate». Aunque cuentan las leyendas que un joven Joseph Haydn cantó en su sepelio, quizá sean solo eso, leyendas.

Como cuando Beethoven tocó ante Mozart y este dijo que lo vigilaran, ya que algún día el mundo hablaría de él. Sigue sin saberse a ciencia cierta si realmente ambos genios llegaron a conocerse, del mismo modo que sigue desconociéndose el lugar exacto en el que reposan los restos mortales de Mozart.

Lo que si es cierto es que ese mismo Joseph Haydn acabó siendo el maestro de Beethoven en Viena, ya que Wolfgang Amadeus Mozart había muerto, y por desgracia en condiciones económicas no muy distintas a las de Vivaldi.

 

Monumento a Mozart en el Burggarten, Viena

 

 

Viena es Mozart, el compositor más grande de todos los tiempos está presente en cada uno de los rincones de la ciudad que lo vio convertirse en un genio de la música, pero también es Beethoven, es Haydn y Schubert, Brahms y Strauss y muchos más. Los más grandes compositores de la historia vivieron en la ciudad austríaca, incluso Chopin pasaría por allí, aunque de forma fugaz. Viena no se entiende sin la música, ni la música sin ella.

En Viena podemos seguir los pasos de estos grandes compositores a través de sus obras, pero también visitando las que un día fueron sus viviendas. Aunque era común entre los músicos de la época cambiar habitualmente de casa, pocos lo hicieron tantas veces como Beethoven, se dice que se mudó en más de 60 ocasiones.

Un recorrido por estas estancias nos acerca a la obra y la vida de los más grandes compositores de todos los tiempos y cuyo legado sigue muy presente, no solo en Viena, también en todas las salas de conciertos del mundo.

Y la casa de todos ellos, Haus der Musik, La casa de la música, el Museo del Sonido. Un recorrido sensorial e interactivo a través de la música. Como no podía ser de otra forma, este museo se encuentra también en la capital austríaca.

 

Escaleras Piano de la Casa de la Música

 

 

No te pierdas el artículo Las casas en las que vivieron los grandes compositores en Viena. Y La casa de la Música.

 

 

 

Stadtpark y el Kursalon tras los pasos de Johan Strauss

Se respira paz y tranquilidad y un particular olor a hierba fresca bajo la sombra de los árboles del Stadtpark, uno de los parques más antiguos de Viena, donde el río que da nombre a la ciudad vuelve a salir a la superficie refrescando todo lo que le rodea.

En este parque de más de 65.000 metros cuadrados se encuentra, entre otras, una de las esculturas más fotografiadas de Viena, el monumento a Johann Strauss. El creador del Danubio azul está elegantemente representado en bronce bañado en oro mientras toca el violín, no muy lejos de “su casa”, el Kursalon.

 

Monumento a Johann Strauss en Viena

 

 

En el Kursalon tendría lugar en 1868 el primer concierto de Johann Strauss, desde entonces este lugar se convirtió en uno de sus favoritos, así como el de sus hermanos y tras las giras internacionales era siempre su primera parada en Viena. Desde aquel día la música de los Strauss no ha dejado de sonar en este precioso edificio en el que se organizan asiduamente cenas y conciertos a precio muy variado, hasta 500 al año, en sus cuatro salones de baile.

 

En Viena los salones de baile y salas de conciertos son inagotables, tantos como sus tradicionales cafés frecuentados por músicos y artistas a lo largo de los últimos siglos.

 

Kursalon

 

 

Teatr an der Wien

Como si se tratara de un auténtico regalo para el espíritu, como lo fue mi último viaje a Viena, cada mañana al despertarme, los personajes de una de las óperas más famosas de Mozart me daban los buenos días. Levantarse con la Flauta mágica parece difícil de superar.

En el pequeño teatro construido por el libretista de Mozart se estrenó entre otras obras la ópera Fidelio de Beethoven, periodo en el que el compositor alemán vivió en uno de los apartamentos del mismo teatro. Del teatro original queda apenas la antigua puerta principal, la de Pagageno. Hoy se siguen representando allí óperas y otras piezas musicales.

 

Teatr an der Wien

 

 

 

Wiener Konzerthaus

Esta sala de conciertos inaugurada por Francisco José I en 1913 es la sede principal de la Orquesta Sinfónica de Viena, la Orquesta de Cámara de Viena y el Vienna Sound Forum.

La Konzerthaus cuenta en la actualidad con cuatro salas,  que pueden celebrar conciertos de forma simultánea, ya que su acústica no se ve afectada. Aunque la más espectacular de ellas es sin duda el Gran salón, ricamente decorado con dorados y grandes columnas.

Además de música clásica y barroca ofrece también música contemporánea y jazz entre otros estilos.

 

Wiener Konzerthaus

 

 

 

 

Volksoper

Alejado de los salones de baile y teatros más céntricos de la ciudad, la Ópera Popular de Viena, como se conoce a este teatro, es el segundo teatro de ópera más grande de Viena.

Cuando durante la Segunda Guerra mundial la opera estatal quedó destruida esta se convirtió en la ópera principal de la ciudad, hasta la reconstrucción y reinauguración de la Wiener Staatsoper.

La Volksoper fue inaugurada a finales del siglo XIX y en ella se siguen representando óperas y operetas, además de ballets y musicales.

 

Opera Fidelio

 

 

 

La Ópera de Viena

Pero si hay un lugar en Viena que me tiene completamente enamorada ese es la Wiener Staatsoper, la impresionante Ópera de Viena

Un suspiro se me escapa con solo nombrarla, es una de mis asignaturas pendientes. La he contemplado embelesada desde la terraza del Museo Albertina, uno de mis lugares favoritos para verla. Qué puede haber mejor después de estar rodeado de obras maestras de Schiele, Cézanne, Klimt, Picasso, Degas, Kandinsky o Lichtenstein que pararse a observar desde las alturas la majestuosa parte posterior del edificio, desde la fachada no es posible hacerse a la idea de la magnitud de este teatro.

 

Ópera de Viena desde la terraza del Museo Albertina

 

 

La he visitado por dentro, incluso detrás del telón, arriba del escenario, teniendo frente a mí al imponente auditorio, pero no he podido cumplir aún mi sueño de disfrutar de una ópera sentada en una de sus butacas rojas. Haber visto Salomé en la Scala de Milán, Turandot en la ópera de Varsovia, el ballet de la dama de las camelias en el Palais Garnier, Laurencia en la ópera de Minsk, innumerables óperas en la Ópera de Valencia, además de otros ballets y conciertos en teatros y auditorios de todo el mundo, no ha hecho más que aumentar mi irrefrenable deseo de asistir y sentir una ópera en uno de los templos de la música, la Ópera de Viena.

 

Opera de Viena

 

 

La ópera de Viena es uno de los teatros de ópera más importantes del mundo, en una temporada se pueden llegar a alcanzar las 300 representaciones, cambiando el programa diariamente. El edificio construido en estilo neorenacentista, como muchos otros de la capital austríaca, sufriría graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, solo sobrevivieron la fachada principal, la gran escalinata y el vestíbulo, de una belleza sin igual. Fue reconstruido con ligeras modificaciones pero asegurando su magnífica acústica y por fin volvió a levantar el telón el 5 de noviembre de 1955 con la ópera Fidelio de Beethoven, ¡Cómo no!

 

Viena volvía a renacer a través de su música, como lo había hecho siempre. Música que invita a viajar en el tiempo y en el espacio.

 

Vestíbulo de la Opera de Viena

 

 

 

Kunsthistorisches Museum Wien

 

Colección de Instrumentos musicales antiguos

Tras cruzar las preciosas columnas de mármol del Museo de historia de Viena me adentré en un viaje en el tiempo, cientos de armaduras que parecían estar formando me conducían hasta uno de los grandes tesoros musicales de la ciudad, una colección única en el mundo de instrumentos musicales antiguos.

 

Instrumentos musicales antiguos, Kunsthistorisches Museum Wien

 

 

Liras con más de cinco siglos de antigüedad, violas, violines, violonchelos; la historia de Apolo y Marsias delicadamente dibujada en un clavecín del siglo XVI, el claviórgano más antiguo y pequeño del mundo que se conserva, un piano de órgano del siglo XVIII, el único en el mundo de su especie aún en perfectas condiciones para ser tocado, un corno di bassetto de principios del XIX, uno de los instrumentos favoritos de Wolfgang Amadeus Mozart y muchas otras piezas, auténticas obras de arte testigos del paso del tiempo.

Rodeada de todos aquellos instrumentos, entre mármoles, estuco y pan de oro, parecían llegar hasta mis oídos las piezas de Bach, Händel y Vivaldi.

Un marco incomparable, el de los dos museos gemelos, cuyo jardín central está presidido por la figura de María Teresa, es sin duda una de las plazas más bonitas de Viena.

 

Kunsthistorisches Museum Wien

 

 

Me dirigí al Rathaus, el precioso ayuntamiento de Viena de Estilo neogótico. Allí, bajo su torre de más de 97 metros iba a disfrutar del Festival del Cine Musical de Rathausplatz. Esa noche de verano me esperaba Mozart de nuevo, con su Requiem proyectado en una pantalla gigante.

Antes de que saliera el director a escena no puede evitar cerrar los ojos y recordar aquel día en el que como en un cuento de hadas bajé las pulidas escaleras de aquel mismo Ayuntamiento hasta llegar entre columnas y bóvedas de las que cuelgan preciosas lámparas de araña, a su sala principal, un auténtico salón de baile de 71 metros en el que me imaginé bailando como no, El Danubio azul de Johann Strauss.

No podía evitarlo, se me estaba volviendo a poner la piel de gallina y un escalofrío comenzaba a recorrer mi espalda de nuevo.

Así es Viena, una ciudad que eriza la piel.

 

 

Interior del Rathaus

 

 

 

 

Viajar a Austria desde España en 2021

 

Aquí tienes el enlace a mi artículo Viajar a Austria 2021 COVID-19: requisitos, vacuna y antígenos,  donde te detallo todos los requisitos, plazos de vacunación, papeles y registros necesarios para viajar a Austria.

 

 

⛑ Seguro de Viajes con cobertura Covid -19

 

Aunque tengas tarjeta sanitaria europea, no viajes sin seguro y menos ahora en Pandemia.

Yo siempre viajo con el seguro de viajes Chapka, tiene una cobertura especial Covid-19 que cubre entre otras muchas cosas:

Los gastos médicos en caso de contraer Covid-19 en tu destino, prolongación de estancia, repatriación, reembolso de vacaciones por cierre de fronteras y muchas otras coberturas más.Y sin adelantar ni un euro.

Puedes contratar tu seguro de viajes Chapka con un 7% de descuento – Cobertura Covid-19 – AQUÍ

 

 

 

Organiza tu viaje a Viena 

 

🏨 Reserva tu hotel en Viena al mejor precio Aquí

🎟 Reserva tus actividades en VienaAquí

🎟 Reserva los mejores Free tours en Viena con GuruWalk – Aquí

 

📖 Compra tu guía de Viaje

 

 

Si quieres descubrir el país más en profundidad, compra tu guía de Austria de Lonely Planet

 

 

 

 

 

Viena, la ciudad de la música | Agosto 2021 | Las sandalias de Ulises

 

También te gustará leer...

Web | + artículos

Soy Clara, una viajera emocional y cultureta.
Cada viaje es un descubrimiento de una parte de mi, conocer otros lugares y culturas ha sido también una forma de conocerme mejor y crecer como persona.

... y cuando vuelves, ves que todo está igual pero tú ya no eres la misma.

La vida es el auténtico viaje y lo importante es disfrutar de cada etapa del camino, es por ello por lo que Las sandalias de Ulises es un blog de viajes camino a Ítaca.

Leave a Comment